domingo, mayo 26, 2024
HomeSalud y BienestarDía Mundial del pelo¿Qué necesitas saber para mantenerlo saludable?

Día Mundial del pelo¿Qué necesitas saber para mantenerlo saludable?

El Día Mundial del Pelo es la fecha perfecta para sumergirse en el mundo capilar y descubrir datos curiosos que revelen su complejidad y curiosidades, ayudándonos a entender aspectos que debemos considerar para mantenerlo sano y conocer las prácticas cotidianas que deberíamos eliminar de nuestras rutinas para evitar daños extremos.

El 70% de las personas considera el cuidado del pelo como una prioridad en su rutina de belleza según un estudio global realizado por Dyson en el 2022. Sin embargo, 7 de cada 10 encuestados afirman que su cabello está dañado, con preocupaciones por la caspa, la caída y el encanecimiento, según un estudio global realizado por Dyson. Sin embargo, estos no son indicadores relacionados con el daño. Los científicos advierten que el daño capilar implica el desprendimiento de la cutícula y la corteza del pelo, manifestándose en encrespamiento, opacidad y rotura.

“A menudo subestimamos la importancia de la salud de nuestro pelo y desconocemos el daño que podemos causar sin intención. Es importante priorizar la salud capilar sobre la estética, utilizando herramientas de calor adecuadas y adoptando buenas prácticas para proteger la integridad de la cada hebra capilar”, afirma la dermatóloga Lina Llanos.

¡Presta atención a estos hábitos que podrían estar dañando tu cabello!

  1. No recojas el pelo cuando está húmedo. Esto se ha convertido en una práctica común, sin embargo, el agua y algunos productos que se suelen aplicar sobre el pelo ocasionan que sus fibras sean más propensas a romperse al estar recogido, dando paso a la conocida “horquilla”. Además, la humedad es el escenario ideal para el surgimiento de ciertos hongos e infecciones, especialmente si se mantiene recogido durante todo el día o por un periodo considerable de tiempo.

  2. No es sano que, cuando utilices herramientas de calor, salga humo excesivo de tu pelo. La presencia de humo al usar máquinas de secado o estilizado, así como el sonido del pelo quemándose, son claros indicadores de que se está maltratando. El calor excesivo puede hacer el pelo más poroso, lo que significa que puede ganar o perder agua fácilmente hasta debilitarlo, deshidratarlo y hacer que pierda su fuerza y elasticidad natural.

  3. No seques el pelo con la misma toalla del cuerpo. Este tipo de telas poseen fibras gruesas que, al entrar en contacto con el pelo, especialmente cuando se hace con movimientos fuertes para quitar el exceso de agua, pueden abrir las cutículas y ocasionar daño, encrespamiento y frizz. Además, al secar la piel del cuerpo, la toalla atrapa los restos de productos que han quedado después del baño como jabones, cremas o exfoliantes, los cuales se van directamente al pelo.

  4. Evita dormir sobre el pelo mojado. Al descansar sobre él, inmediatamente después del lavado, aumenta la probabilidad de caída del pelo, debido a que se provoca un estiramiento y fuerza innecesaria en los folículos, generando rupturas y frizz. La acumulación de humedad durante la noche afecta el pH del cuero cabelludo, propiciando también el desarrollo del hongo responsable de la caspa.

Según el estudio de Dyson, las personas entienden que el aspecto y el tacto de un pelo saludable es cuando lo ven brillante (36%), suave (29%) y lo relacionan con un cuero cabelludo sano (26%). Para mantenerlo así, y después de conocer qué debemos evitar en nuestra rutina, es hora de seguir los consejos para cuidar tu pelo.

  1. Evita el calor: La temperatura alta es un factor fundamental a tener en cuenta para la salud del cuero cabelludo y del pelo, especialmente durante el uso de herramientas de peinado. Para este caso, las herramientas de Dyson están diseñadas para evitar este calor excesivo, ofreciendo una tecnología precisa para cada tipo de pelo y logrando obtener estilos excepcionales evitando daños, ya que reducen hasta un 50% el daño capilar en comparación con otras herramientas de calor.
  2. Alimentación equilibrada: La dieta juega un papel crucial en la salud del pelo. Una ingesta adecuada de nutrientes, como vitaminas y minerales, contribuye al crecimiento y brillo capilar.
  3. Consulta con un dermatólogo: Para problemas específicos o persistentes, es recomendable acudir a un profesional de la salud especializado en el cuidado capilar.
  4. Hidratación adecuada y limpieza suave: Dependiendo de nuestro tipo de pelo, debemos utilizar acondicionadores y tratamientos que nutran y fortalezcan la barrera cutánea. Así mismo, es importante evitar el exceso de lavado para mantener un cuero cabelludo equilibrado que cuida sus aceites naturales.

Este Día Mundial del Pelo recordemos que la salud capilar va más allá de la estética. El pelo es un indicador de nuestra salud general, y su cuidado adecuado no solo contribuye a su belleza externa, sino también al bienestar interno. Lina Llanos, dermatóloga colombiana nos invita a implementar hábitos saludables y a utilizar herramientas de calidad para proteger y nutrir el pelo, garantizando su vitalidad y resistencia a lo largo del tiempo.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments