miércoles, mayo 22, 2024
HomeTeusaquillo¡Vuelven a brillar los cuerpos celestes de una jardinera icónica de Teusaquillo!

¡Vuelven a brillar los cuerpos celestes de una jardinera icónica de Teusaquillo!

El Tribal, una jardinera ubicada en el separador de la calle 53 con carrera 45, fue durante años una de las coberturas vegetales más llamativas de la ciudad por su novedoso diseño.

Un Sol, una Luna nueva, una estrella y varias estelas fueron elaboradas con cerca de 2.500 plantas de ocho especies, recreaciones de los astros del firmamento que le dieron color al sector.

Debido a varias adecuaciones en el sistema de conducción de agua de la zona, este jardín de la localidad de Teusaquillo sufrió varias afectaciones.

El Jardín Botánico revivió esta icónica jardinera con un nuevo diseño que amplió su tamaño y la reverdeció con más material vegetal.

Sus amigos y compañeros de trabajo lo consideran una biblia de la jardinería. Un ojo clínico para diseñar jardines novedosos, una pasión desbordada por la investigación y un espíritu de docente siempre dispuesto a compartir conocimiento, lo han hecho acreedor de este título.

Debido a esos talentos, Jorge Rodríguez, un ingeniero agrónomo de la Universidad Nacional, fue escogido para sacar a flote los jardines de las localidades del centro que tiene a su cargo el Jardín Botánico de Bogotá (JBB), algunos catalogados como los más críticos de la ciudad.

En los nueve años que lleva en la entidad más verde de la capital, Jorge le ha dado forma a jardineras coloridas en sitios como la plaza del Voto Nacional, los separadores de Paloquemao y la Avenida 19, el andén del colegio El Carmelo, la zona peatonal de la Carrera 7 y el Park Way.

¡Vuelven a brillar los cuerpos celestes de una jardinera icónica de Teusaquillo!
¡Vuelven a brillar los cuerpos celestes de una jardinera icónica de Teusaquillo!

Aunque atesora todas las experiencias vividas en los proyectos alcanzados durante casi una década en el centro de investigación del Distrito para la conservación de la flora, Jorge siente un especial cariño por una jardinera de la localidad de Teusaquillo.

Luego de una semana de reconstrucción en la que participaron siete operarios del JBB, este jardín del separador de la calle 53 revivió y quedó listo para recibir de nuevo las miradas de admiración de los habitantes y transeúntes del sector.

“El resultado fue una jardinera un poco más evolucionada y con una estructura que si se ve afectada por el paso del tiempo, podrá recuperarse fácilmente y sin mayores alteraciones. Eso es lo que siempre he buscado en los nueve años que llevo en el JBB”.

Los cuerpos celestes de esta jardinera icónica volvieron a brillar y Jorge encontró nuevos alumnos: varios jóvenes del Idipron que trabajan con la Alcaldía Local de Teusaquillo y quienes participaron en el revivir del jardín Tribal.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments