domingo, mayo 26, 2024
HomeEconomía y FinanzasCrédito hipotecario o leasing habitacional: ¿Cuál es la mejor opción para comprar...

Crédito hipotecario o leasing habitacional: ¿Cuál es la mejor opción para comprar casa?

Muchos son los colombianos que desean hacer realidad el sueño de tener casa propia, pero la economía colombiana se encuentra en una fase de recuperación tras la caída del Producto Interno Bruto (PIB) que se registró en 2020 debido a la pandemia por covid-19. Adicionalmente, según el DANE, la inflación de abril, aunque bajó cinco puntos porcentuales llegando a 12,8%, aún sigue por encima de la meta del 3% del Banco de la República.

En este contexto de alta inflación y elevadas tasas de interés, Alba Zulay Cárdenas Escobar, profesora de tiempo completo y directora de la Maestría en Finanzas de la Escuela de Negocios de la Universidad Tecnológica de Bolívar (UTB), explica cuál es la opción adecuada de financiamiento para comprar casa, teniendo en cuenta las necesidades y la capacidad de pago de cada persona.

¿Crédito hipotecario o leasing habitacional?

Cárdenas Escobar explica que “el crédito hipotecario consiste en un préstamo que se utiliza para adquirir un bien inmueble, que se paga en cuotas periódicas mensuales donde el comprador se convierte en propietario de la vivienda desde el momento de la compra”.

Por esta razón, este tipo de préstamo está pensado para las personas que están seguras de querer quedarse con el inmueble. Además, este producto financiero es ideal para aquellas que tengan un ahorro correspondiente al 30% de la vivienda que desea comprar, ya que este financia hasta el 70% del valor de la misma.

Asimismo, también está diseñado para las personas que necesitan pagar cuotas bajas, ya que este crédito se puede saldar hasta en un plazo de treinta años. Adicionalmente, el préstamo puede ser utilizado para financiar viviendas de interés prioritario (VIP) o de interés social (VIS), e incluso, otro tipo de inmuebles a tasa fija o indexada a la Unidad de Valor Real – UVR, cuyo cálculo está ligado a la inflación, lo que en estos tiempos merece un análisis cuidadoso.

Por otra parte, la experta señala que “el leasing habitacional funciona como un contrato de arrendamiento con opción de compra, donde el arrendatario (comprador) paga una cuota mensual por el uso del bien inmueble durante un período determinado. Al final del plazo (entre cinco y veinte años), este puede ejercer la opción de adquirir el bien a un precio previamente acordado, cederlo a otra persona o dejarlo al banco”.

Por esto, este tipo de crédito funciona para las personas que no están seguras de querer quedarse con el inmueble. Además, es ideal para aquellas que desean comprar un inmueble no VIS y que no tienen un ahorro grande y que, por lo tanto, necesitan financiar hasta el 90% de la cuota inicial de su vivienda.

Además, el leasing habitacional también es ideal para las personas que no cuentan con recursos adicionales para el pago de impuestos, ya que las cuotas periódicas mensuales se pueden deducir de los impuestos a la renta. Adicionalmente, como en esta modalidad el inmueble es propiedad de la entidad financiera hasta terminar el contrato, este no hace parte del patrimonio de la persona y por ende tampoco se debe incluir en la declaración de renta.

Recomendaciones que se deben tener en cuenta a la hora elegir el tipo de crédito para comprar vivienda

La experta explica que “en tiempos de altas tasas de interés, en lugar de endeudarse lo mejor es pagar las deudas existentes y bajar pasivos”, sin embargo, también señala que la decisión de adquirir un crédito para comprar una vivienda depende de la situación financiera de cada persona y debe basarse en varios factores:

1.Evaluación de necesidades: Es importante que se evalúen las necesidades y preferencias, por ejemplo, el leasing habitacional puede ser una buena opción si se busca una mayor flexibilidad en el pago de las cuotas periódicas, mientras que el crédito hipotecario puede ser una mejor elección si lo que se busca es una tasa de interés fija y plazos de pago más largos.

2.- Comparación de ofertas: Es recomendable que se comparen las condiciones de las diferentes ofertas de leasing habitacional y crédito hipotecario que ofrecen las entidades financieras como las tasas de interés, los plazos de pago, el sistema de amortización que determina si las cuotas periódicas son fijas o variables (indexadas al comportamiento de la inflación) y otros costos asociados para determinar cuál opción es la más conveniente.

3.- Información sobre los requisitos: Para acceder a un leasing habitacional o un crédito hipotecario, es necesario cumplir con ciertos requisitos financieros y crediticios. Es clave informarse sobre los requerimientos de cada entidad financiera y asegurarse de cumplir con ellos antes de solicitar un préstamo. Además, hay que considerar el costo total del mismo, más allá del monto de la cuota (abono a capital más intereses) y los otros conceptos como seguros, comisiones, gastos de notaría, entre otros.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments