sábado, mayo 25, 2024
HomeTeusaquilloAsí se ha tomado el grafiti la emblemática localidad de Teusaquillo en...

Así se ha tomado el grafiti la emblemática localidad de Teusaquillo en Bogotá

Entre casas de estilo clásico inglés, características del tradicional barrio de Teusaquillo, se encuentra el último de los seis grafitis entregados en el marco de la iniciativa ‘Postula tu Muro’, una estrategia de la alcaldía local de Teusaquillo y el colectivo artístico Tocando Madera que busca que el espacio público impulse la cultura y el turismo.

De acuerdo con la Alcaldía Local, para los seis murales del proyecto se intervinieron 600 metros cuadrados y se ejecutaron 300 millones de pesos con el apoyo del Plan de las Naciones Unidas para el Desarrollo, a través de una subvención de bajo valor.

Los otros cinco grafitis también muestran elementos de la naturaleza colombiana. Diferentes especies de aves se pueden ver en el edificio Hernández, ubicado en la carrera 30 n.° 40A o en la intervención en las rejas de un local de comidas, en la calle 53 n.° 28.

En el barrio El Recuerdo se encuentran dos más: una cancha pintada en el parque principal del sector con grabados de pelaje animal y el Katuyumar, donde hay un jaguar y el retrato de un joven a su lado.

La pieza del punto Neuquén destaca el grafiti de escritura, acompañado de flores que representan la fauna nacional. Todos se localizan entre la Caracas y la carrera 40 y entre la calle 34 y la 45.

“Un mural siempre es un desafío con el contexto”, afirma Azael Valderrama, artista callejero con más de 10 años de experiencia conocido como ‘424’, y parte de la Mesa de Graffiti de Teusaquillo.

Los espacios seleccionados se habían reconocido como “lugares vandalizados históricamente” en la localidad.

El desafío para los artistas era entender por qué y quiénes habían pintado antes para establecer un acuerdo con ellos, con la comunidad y con los dueños del espacio.

Según Luis Carlos Barrera, arquitecto especialista en Teusaquillo, “esta es una localidad que concentra diversidad de expresiones, tanto en el plano físico como en el social. Además, ha sido un referente para cambiar la cara de la ciudad”.

La localidad se construyó en la primera mitad del siglo XX y tuvo una alta influencia del urbanismo moderno a cuenta de los diseños del austriaco Karl Brunnerdirector del Departamento de Urbanismo de Bogotá entre 1934 y 1939, que rompieron con la estética colonial con espacios como el Park Way, bulevares, jardines, diagonales y espacios públicos con espacios verdes.

Graciela Velásquez, quien vive en Teusaquillo desde hace 19 años, asegura que “a pesar del cambio de percepción sobre el grafiti, muchos vecinos no ven estas iniciativas con buenos ojos y quieren conservar la estética del lugar”.

Frente a esto, el arquitecto asegura que el reto para la localidad es saber cómo vincular esta expresión de arte urbano a la forma en la que se concibe el patrimonio en la ciudad.

El grafiti mural está incluido como parte del ecosistema patrimonial de Teusaquillo en el más reciente Plan Especial de Manejo y Protección de la localidad.

Sin embargo, “el patrimonio solo se mantendrá en el tiempo, incluido estas iniciativas, si son los habitantes los que lo defienden”, concluye Barrera.

Según el historiador Sebastián Vargas, el grafiti ha cambiado a la ciudad porque “ha expandido la noción de arte y la ha llevado fuera de los museos o galerías, lo que hace que más personas puedan acceder a estas expresiones y que sean democratizadas”, explica.

Vargas también considera que el arte urbano se ha vuelto un espacio que permite ampliar la representación de las identidades sociales. “Los monumentos han sido ese principal arte público que representa una historia, pero el grafiti reta esa idea y plasma otras personas desde perspectivas étnicas y raciales no escuchadas”.

En todas las localidades de Bogotá hay una mesa de grafiti y la de Teusaquillo está activa desde el 2016.

El Concejo de Bogotá reglamentó el arte en espacios públicos por el Acuerdo 482 del 26 de diciembre de 2011, tras el asesinato del joven estudiante y grafitero Diego Felipe Becerra Lizarazo en agosto de 2011.

(Además: Concejo aprueba adición de $305.602 millones a presupuesto de Bogotá)

En 2012 nació la Mesa Distrital de Grafiti, un espacio para entablar diálogo entre artistas y representantes de la Alcaldía para organizar lo que ya sucedía en las calles, articularlo con la comunidad y abrir espacios para construir paz desde el arte.

A partir de esta iniciativa, Bogotá marcó la pauta para que se establecieran propuestas similares en otras ciudades del país.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments