miércoles, mayo 29, 2024
HomeSalud y BienestarDiez desafíos impostergables que la Seguridad y Salud en el Trabajo (SST)...

Diez desafíos impostergables que la Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) debe enfrentar

El Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST) se enfrenta a una serie de fenómenos globales que exigen atención urgente. Los restos abarcan desde la recesión económica y el desempleo hasta el cambio climático y la desinformación. El Consejo Colombiano de Seguridad (CCS) consciente de la importancia de proteger a los trabajadores en un contexto cada vez más complejo, ha realizado un análisis técnico exhaustivo para identificar los desafíos más apremiantes y proponer estrategias para afrontarlos.

Creación de empleos decentes

La creación de empleos decentes se convierte en una prioridad. El flagelo del desempleo es un desafío apremiante especialmente en América Latina y el Caribe. Para finales de 2023, la región alcanzó una tasa de desempleo cercana al 6,7 %, una de las más altas del mundo, según el Observatorio de la OIT. El organismo advierte que se necesita crear más de 600 millones de empleos nuevos en la próxima década para generar un crecimiento sostenible y mantener la cohesión social.

Por ende, se requiere adoptar un enfoque integral de Seguridad y Salud en el Trabajo que articule y establezca diálogos entre los diferentes actores (Gobierno, sector privado empresarial, academia y agremiaciones de trabajadores) que permita generar políticas gubernamentales de incentivos para la generación de empleos seguros, saludables y dignos. Además, es esencial promover la formación y la capacitación continua para alinear las habilidades de la fuerza laboral con las nuevas demandas del mercado.

Combatir la informalidad

La informalidad laboral es un obstáculo significativo para el desarrollo económico y social de los países. En Colombia, se estima que solo alrededor del 50 % de los trabajadores tiene acceso a los beneficios del trabajo formal, como seguridad social, cobertura de riesgos en caso de enfermedad o accidente laboral, y apoyo a las familias ante un evento de siniestralidad laboral. Combatir este fenómeno exige abordar y eliminar las barreras estructurales que impiden la formalización del empleo, proporcionar los incentivos fiscales y reducir la carga administrativa para las empresas. Además, se deben fortalecer los mecanismos de inspección, vigilancia y control para garantizar el respeto de los derechos laborales y la aplicación efectiva de las normativas vigentes.

Fortalecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas

Las mipymes son responsables de la generación de alrededor del 70 % del empleo formal en Latinoamérica. Sin embargo, enfrentan desafíos que limitan su crecimiento y competitividad. Entre ellos, se encuentran la falta de acceso a financiación, tecnología e innovación, así como dificultades para cumplir con las normas de Seguridad y Salud en el Trabajo (SST), debido a que cuentan con presupuestos limitados, lo que dificulta la implementación de programas de SST efectivos. Por lo tanto, requieren respaldo para consolidar su productividad e impulsar su competitividad mediante acceso a financiación, transferencia de conocimientos y asistencia técnica. La creación de programas de apoyo específicos para las mipymes que adopten prácticas de SST también puede ser una estrategia clave.

Descentralizar la Seguridad y la Salud en el Trabajo

La descentralización es un desafío urgente para Colombia. La concentración de instituciones y profesionales expertos en las grandes ciudades limita el acceso oportuno y de calidad a servicios de SST para las organizaciones en zonas rurales o municipios apartados. Esta situación afecta especialmente al tejido empresarial en estas zonas, que encuentran obstáculos para cumplir con los requisitos legales en materia de SST. Por lo tanto, es imperativo promover el fortalecimiento de capacidades locales y la adaptación de estrategias de SST a las necesidades específicas de cada región.

Disponer de información consolidada para la toma de decisiones

La disponibilidad de información consolidada y confiable es fundamental para la toma de decisiones efectivas en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo (SST). Contar con datos precisos, completos, actualizados y desagregados por variables como edad, género, tipo de accidente, enfermedad o mortalidad laboral, causas, entre otros, permite identificar riesgos, tomar decisiones consecuentes, optimizar recursos y fortalecer la salud pública. En este sentido, se insta tanto al sector público como privado a desarrollar sistemas de recopilación de datos estandarizados que abarquen todas las industrias y sectores económicos, establecer indicadores de desempeño y desarrollar plataformas digitales accesibles en donde todas las organizaciones puedan informar de manera periódica datos relevantes en el ámbito de la SST.

Prevención y atención de enfermedades laborales exacerbadas

Si bien las nuevas tecnologías favorecen la eficiencia y la reducción de costos, también exacerban algunos peligros psicosociales que conllevan a efectos en la salud mental de los trabajadores como la ansiedad, el (tecno)estrés y el temor por la sobrecarga de información, entre otros. Se estima que los diagnósticos de trastornos mentales se están incrementando en cerca del 25 % y, más grave aún, es el hecho de que solo se invierta el 2 % de los presupuestos en salud para la atención de la salud mental de la población.

Por otro lado, existe evidencia científica cada vez más frecuente sobre el cáncer ocupacional derivado de exposición a contaminantes químicos y físicos en los entornos de trabajo, así como a condiciones ambientales. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) asegura que “el 19 % de todos los cánceres son atribuidos a exposiciones en el medio ambiente, con cerca de 1,3 millones de muertes anuales”. Adicionalmente se han identificado 160 carcinógenos ocupacionales y algunas condiciones físicas y ambientales que ponen en riesgo la salud de los trabajadores como lo es la exposición a rayos ultravioleta (UV) y a nanopartículas y nuevos agentes químicos. Se requiere, entonces, capacitar y sensibilizar a los trabajadores, así como adaptar los sistemas de gestión incorporando investigación, innovación y desarrollo para monitorear y controlar estos riesgos nuevos y emergentes de manera proactiva.

Gestionar y controlar los nuevos peligros de la transición energética y los modelos de producción limpia

La transición energética y la adopción de modelos de producción limpia son fundamentales para combatir el cambio climático y construir un futuro sostenible. Sin embargo, estas transformaciones también generan nuevos peligros que deben ser gestionados y controlados para proteger la integridad de los trabajadores. La lucha contra el cambio climático no debe ir en detrimento del trabajo decente. Es necesario que las medidas adoptadas para descarbonizar la economía consideren los riesgos potenciales para la salud y la seguridad de los trabajadores, al tiempo que garantizan una transición justa e inclusiva de la fuerza laboral mediante formación y programas de reconversión laboral.

Implementar estrategias que disminuyan brechas culturales y lingüísticas que pueden surgir de los flujos migratorios laborales

Producto de las crisis sociopolíticas y económicas, las guerras e, incluso, del cambio climático, los movimientos migratorios podrían intensificarse en los siguientes años, esto podría generar tensiones en los mercados laborales de los países receptores y desafíos para la creación de empleo decente. En este sentido, las empresas y gobiernos deben asegurar que se respeten los derechos laborales fundamentales para evitar la explotación de esta mano de obra garantizando un trato laboral justo y equitativo.

Los procesos de debida diligencia son un imperativo

Resulta clave la gestión y el control permanente del cumplimiento de los Derechos Humanos y laborales, no solo al interior de la organización, sino en todas las etapas productivas de su operación, independientemente de que estas sean realizadas por terceros. La prioridad es garantizar que todos los productos y servicios provenientes de las cadenas de suministro no involucren trabajo infantil, explotación laboral, prácticas discriminatorias o condiciones laborales inseguras.

Fortalecer la articulación de los diferentes actores en la generación de conocimiento y la investigación en SST

Aun cuando el avance en estos temas ha sido importante en los últimos años, persisten inquietudes, vacíos y retos que deben ser abordados mediante la investigación conjunta entre empresa, academia y Gobierno.  Será clave estimular la investigación interdisciplinaria que aborde los aspectos técnicos y científicos de la SST y que contemple integralmente todas las dimensiones de la salud y seguridad de los trabajadores, incluyendo variables sociales, psicológicas, económicas y culturales, individuales y colectivas, que conlleven a la creación de una cultura de promoción de entornos de trabajo saludables, prevención de la siniestralidad laboral, autocuidado y gestión de riesgos.

“La urgente necesidad de abordar estos desafíos en Seguridad y Salud en el Trabajo emerge como una oportunidad indiscutible para la gestión sostenible de las organizaciones, asegurando la continuidad de los negocios y creando valor económico, social y ambiental a través del cuidado y bienestar de quienes contribuyen al éxito empresarial —señala Adriana Solano Luque, presidenta ejecutiva del Consejo Colombiano de Seguridad (CCS)—. Una organización que desatienda estos retos enfrentará mayores riesgos y dificultades para prosperar”.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments